En la Real Hamburguesería no utilizan superalimentos, ni ingredientes de ultramar, ni trabajan con combinaciones rocambolescas o carnes traídas de la otra punta del mundo.